Nos encontramos con los animales más peligrosos para el hombre. Animales con mecanismos de defensa formidables y animales con una merecida fama de devoradores de hombres.
Comprobamos la precisión de una cobra cuando escupe su veneno y observamos al máximo defensor del reino animal: el elefante, que es capaz de guardar rencor y no atacar a sus víctimas durante semanas.

La creciente afición a las excursiones y al submarinismo, hace que ciertos animales, como osos y tiburones cenen seres humanos más a menudo. Pero todavía los cocodrilos siguen a la cabeza de los más voraces comedores de hombres.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds